Todo lo que necesitas saber sobre la etiqueta ECO de la DGT

La preocupación por el medioambiente ha aumentado considerablemente en los últimos tiempos. Problemas como el efecto invernadero, que influye directamente en el cambio climático, han provocado que las instituciones nacionales e internacionales hayan intervenido para intentar mitigar sus consecuencias.

El sector de la automoción ha sido uno de los más ‘afectados’, viéndose obligado a ir introduciendo constantes mejoras en los últimos 20-30 años para reducir al máximo las emisiones de gases vertidas a la atmósfera por los motores de combustión interna.

En 2016 los vehículos comienzan a clasificarse a través de la Dirección General de Tráfico (DGT) en función de su potencial contaminante. Cada coche queda encuadrado dentro de una categoría, algunas de las cuales se acreditan mediante una etiqueta o pegatina adhesiva

Esta clasificación tiene como objetivo, según señala la DGT “premiar a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente y ser un instrumento eficaz en políticas municipales, tanto restrictivas de tráfico en episodios de alta contaminación, como de promoción de nuevas tecnologías a través de beneficios fiscales o relativos a la movilidad y el medio ambiente”.

Los grupos de clasificación son los siguientes:

  • Grupo Cero emisiones. Aquí se incluyen los coches eléctricos de batería (EV), eléctricos de autonomía extendida (REEV), híbridos enchufables con una autonomía mínima de 40 kilómetros en modo eléctrico (PHEV) o vehículos de pila de combustible alimentados con hidrógeno (FCEV).
  • Grupo Eco. Aquí se incluyen los híbridos enchufables con una autonomía en modo eléctrico inferior a los 40 kilómetros (PHEV), híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados con combustibles alternativos como gas natural (GNC o GNL) o gas licuado del petróleo (GLP). En este grupo se incluyen también los híbridos con tecnología de 48 voltios (Mild Hybrid).
  • Grupo C. Identifica a los turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculados a partir de enero de 2006 y los diésel matriculados a partir de 2014. También los vehículos de 8 plazas y transporte de mercancías, tanto gasolina como diésel, matriculados a partir de 2014. Los de gasolina deben cumplir la norma Euro 4, 5 y 6 y los diésel la Euro6.
  • Grupo B. Aquí se clasifican los turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculados a partir de enero de 2000 y los diésel a partir de enero de 2006. También los vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías tanto gasolina como diésel matriculados a partir de 2005. Los de gasolina deben cumplir la norma Euro3 y los diésel las Euro4 y 5.

¿Para qué sirve la etiqueta ecológica?

El principal objetivo del distintivo ambiental, también conocido como etiqueta ecológica de los coches, es diferenciar de manera más fácil a los vehículos ecológicos frente a los más contaminantes, pero también se utilizan como instrumento dentro de las políticas restrictivas a la circulación en episodios de alta contaminación.

¿Es obligatoria la etiqueta ecológica?

Aunque el uso de estas etiquetas es voluntario sí es recomendable llevarlas de forma visible en el parabrisas (se recomienda en el ángulo inferior derecho), especialmente si conduces un vehículo con etiqueta ‘cero’ o ‘ECO’, para que las autoridades lo identifiquen más rápidamente y evitar problemas a la hora de disfrutar de sus ventajas.

En este sentido, una buena opción para poder acogerte a estos beneficios es convertir tu coche de gasolina a GLP, con lo que podrás disfrutar de las ventajas de la etiqueta ‘ECO’.

¿Cómo conseguir la etiqueta eco?

Desde finales de 2016, y durante 2017, la gran mayoría de conductores -los titulares de 16 millones de vehículos clasificados como ‘cero’, ‘ECO’, ‘C’ y ‘B’- recibieron en su domicilio el distintivo ambiental, remitido por la DGT.

También puedes comprarla en cualquier oficina de Correos al precio de 5 €. En algunas podrás adquirirla en el momento, mientras que en el resto tendrás que esperar 3-4 días hábiles ¿No sabes si tu coche tiene etiqueta? La DGT ofrece en su página web esta información.

¿Qué ventajas tiene contar con este distintivo?

Discriminación positiva: Los coches con etiqueta eco dgt ven como las autoridades aplican una serie de discriminaciones positivas en ciertos apartados referidos a la movilidad, la fiscalidad o el aparcamiento. Por ejemplo, están exentos de pagar el impuesto de matriculación. También pueden circular por zonas restringidas como Madrid central, ciudad donde además tienen un descuento de hasta el 50% a la hora de aparcar en zona SER. Este porcentaje es incluso mayor en otras zonas de España, llegando al 100% en casos como el de Alcobendas.

Episodios de contaminación: Cuando la cosa se pone fea en lo que a contaminación se refiere en las grandes ciudades, los coches con etiqueta eco dgt no se ven afectados por las restricciones de circulación. En Madrid, además, se les permitirá aparcar en la zona SER, algo que no sucede con los vehículos catalogados como C, B o sin etiqueta.

Circulación a la carta: Estos vehículos ecológicos también tienen ventajas a la hora de circular. Por ejemplo, los carriles BUS-VAO serán de libre acceso independientemente del número de personas que viajen en el vehículo en algunas zonas de España, mientras que en otras lo serán siempre y cuando lo indiquen los paneles informativos. También se benefician en algunas carreteras de peaje de descuento en las tarifas, algo que sucede especialmente en Cataluña.

No todos tienen parte eléctrica: Como hemos dicho al principio, no todos los coches con etiqueta eco dgt tienen parte eléctrica. Ahí están los que pueden impulsarse con gas, que verán cómo se les descuenta hasta un 75% en el impuesto de circulación durante los seis primeros años de matriculación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies