Mazda cx5, el favorito de muchos

El Mazda CX-5 es un SUV que se caracteriza por su diseño, calidad y sofisticación, para que tanto tú como tus pasajeros disfrutéis del máximo confort y rendimiento.

El Mazda CX-5 fue de los primeros en competir en el segmento SUV, con el tamaño justo para servir como coche compacto, así como vehículo familiar. Ofrece motores interesantes en diésel y gasolina, y su calidad percibida y tecnología es suficiente como para justificar un precio ligeramente más alto al de los productos importados de Japón. Su nueva imagen, revisada en 2017, es más sofisticada y elegante tanto por dentro como por fuera. La gama de propulsores gasolina es atmosférica, con el 2.0 en versión de 160 CV y 4×4 con cambio automático en opción, y una interesante variante de 165 CV 4×2 con caja manual de seis marchas. En lo más alto, existe un 2.5 de 194 CV con cambio automático y 4×4. En diésel encontramos un motor 2.2d de 150 CV con opción de 4×4 y de caja automática, y una versión de 175 CV 4×4 con de cambio automático como elemento opcional.

Primera generación

La primera generación del modelo se mostró como prototipo en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2011 y se presentó en su versión de producción en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 2012. Es el primer modelo de Mazda diseñado bajo el concepto de KODO – Soul of Motion, y el primero que usa la tecnología SKYACTIV de mejora de la relación consumo/prestaciones, que inicia desde cero sin antecedentes semejantes, el diseño de carrocería, motores y nuevos equipamientos.

En un principio, su motor de gasolina iba a ser uno de 2,0 litros atmosférico de 153 a 165 CV, y el Diésel uno 2,2 litros de 150 ó 175 CV. En la actualidad ya se cuenta con un motor 2.5 litros atmosférico con 186 hp de potencia y 184 lb-ft de par motor.

Para el modelo 2014, obtuvo el reconocimiento Top Safety Pick + otorgado por la IIHS,1​ lo que lo coloca como una de las SUV compactas más seguras en el mercado, superando a la Toyota RAV4. Esto también se le puede atribuir a la tecnología SkyActiv, ya que tiene como objetivo, crear carrocerías más rígidas con el menor peso posible.

Segunda Generación

Mazda renovó por completo la CX-5, para llegar a los distribuidores a mediados del año 2017. Se redefinió el diseño exterior e interior, y le otorgó nuevo equipamiento. El vehículo presenta una evolución en su plataforma y una evolución del diseño KODO. Además equipa Skyactiv y la nueva tecnología G-Vectoring Control de Mazda. Todo lo anterior lo hace destacar por el nivel de refinamiento, equipamiento, tecnología y diseño.

La nueva Mazda CX-5 muestra un diseño muy similar al de su predecesora con excepción de un hermoso e imponente frontal que imita con éxito al de su hermana mayor la Mazda CX-9 y que confiere al conjunto un aire premium del que carecen sus competidoras. La nueva camioneta mide 4,550 mm de largo, 1,840 de ancho y 1, 690 de alto, que emplea la tecnología SKYACTIV en su chasis, con una dirección electrónica sobre una columna con mayor rigidez, y una suspensión MacPherson con líquido en los cojinetes, que suaviza las sensaciones ante un rolido.

La CX-5 permite elegir entre tres opciones de motor SKYACTIV-G: dos impulsores a gasolina, de 2.0 y 2.5 litros, de inyección directa, y un diésel de 2.2 litros. Aunque Mazda no compartió aún las cifras de potencia generada por estos impulsores es bueno recordar que en el modelo saliente el motor diésel genera 173 caballos de fuerza y 310 libras pie de torque, mientras que el cuatro cilindros de 2.5 litros le otorga 184 caballos de fuerza al Mazda3.

Gama y motorizaciones del Mazda CX-5

La gama de motorizaciones del SUV compacto de Mazda está compuesta por dos propulsores diésel (2.2 SKYACTIV-D de 150 y 175 CV) y uno de gasolina (2.0 SKYACTIV-G de 165 CV). Aunque son los mismos que en el modelo de 2015, Mazda ha introducido en los motores de gasóleo tres tecnologías para optimizar su funcionamiento: las llama «High-Precision DE Boost Control», «Natural Sound Frequency Control» y «Natural Sound Smoother».

La primera de las anteriores atañe al sistema de gestión de la sobrealimentación y la inyección, optimizándolas para conseguir una respuesta más inmediata y lineal cuando aceleramos. La segunda cancela parte de las vibraciones provenientes del motor mediante la variación del momento de inyección, generando en el cilindro ondas de presión de fase opuesta a las del ruido.

Por último, la tecnología Natural Sound Smoother contrarresta las vibraciones más molestas de los propulsores diésel gracias a una pieza metálica colocada en el interior del bulón de la cabeza del pistón (donde se une con la biela). Esta pieza, rígida en su parte central y ligeramente elástica en los extremos, vibra con una fase inversa a la de las vibraciones producidas por la explosión del combustible dentro del cilindro, disminuyendo así la rumorosidad percibida en el habitáculo y en el exterior.

El cambio de marchas de serie es uno manual de seis velocidades y opcionalmente hay disponible uno automático (de convertidor de par) también de seis relaciones. Se puede elegir con versiones de tracción delantera o a las cuatro ruedas, excepto con el motor diésel de 175 CV, que únicamente puede ser tracción total. Como curiosidad, el propulsor 2.0 SKYACTIV-G rinde 5 CV menos (160) cuando se combina con la tracción total.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies