Como mantener el interior del coche limpio

Tener un coche requiere un mantenimiento. Pasamos muchas horas dentro de nuestro vehículo y mantenerlo limpio y cuidado es fundamental para nuestra seguridad vial. Por eso es conveniente realizar limpiezas periódicas para conseguir que nuestro automóvil luzca un buen aspecto y sea beneficioso para nuestra salud.

Saca todo aquello que puedas sacar del coche

Lo importante es retirar todo aquello que puedas sacar del vehículo, en especial partes que se ensucien como las alfombrillas y las moquetas. Con sacudirlas ya vas a tener mucho trabajo hecho, pero siempre puedes pasarle una aspiradora o un cepillo para sacar lo peor de la superficie.

Retira también las mantas, ropa, o cualquier otro elemento que pueda haber quedado dentro del coche y que debas limpiar, y aprovecha para hacer una lavadora para aquello que quieras volver a tener dentro del vehículo.

Dedícale tiempo al salpicadero

Pasa un paño por el salpicadero y por todas aquellas superficies de plástico que pueda haber dentro de tu coche. Siempre puedes facilitarte el trabajo y adquirir toallitas especializadas u otros productos especiales, pero también puedes mezclar agua y jabón (y si quieres, un poco de amoníaco) para conseguir un resultado óptimo. Recuerda que antes de usar cualquier producto, debes leer las instrucciones para usarlo adecuadamente.

Un problema con el que te puedes encontrar es que no puedas llegar a todos los rincones, algo que notarás sobre todo en las rejillas del aire acondicionado. Para un resultado satisfactorio, hazlo con un pincel.

Se exhaustivo con la tapicería

Una tapicería sucia acaba oliendo mal, por lo que su cuidado es más importante de lo que parece. Para sacar lo peor de ella, pasa un cepillo con fuerza por los asientos y golpéalos, para luego recoger la suciedad con una aspiradora.

Si se han subido animales, también es importante que te deshagas de los pelos. Puedes hacerlo con un rodillo como el que se usa para retirar pelos y pelusillas de la ropa. También puedes usar unos guantes de goma mojados, y a través de frotar la zona llena de pelos se van a ir acumulando sobre el guante. Si tienes asientos de cuero, se especialmente cuidadoso con el aspirador, y frota suavemente la tapicería con una bayeta de microfibras húmeda. No esperes demasiado en secar los asientos con un paño seco para que el material dure el máximo de años posible.

Trucos para mantener el coche siempre limpio sin apenas lavarlo

“no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia”

1. Asientos

Si estás pensando en comprar coche, el mejor consejo es que optes por colores oscuros (aunque en carrocería los claros están entre los nueve colores más populares). La razón es sencilla: son tonos más sufridos en el caso de que se caiga algún producto, especialmente si tienes niños, que son el terror de las tapicerías claras.

Si aun así, no puedes evitar sentirte atraído por los asientos blancos o de color crudo, es recomendable que a la hora de limpiarlos acudas a un especialista. Si intentas quitar tú las manchas, pueden quedar antiestéticos cercos.

2. Evita comer en el interior del habitáculo

Evita consumir comida que se pueda caer o bebidas que puedan derramar su líquido por el coche provocando manchas difíciles de eliminar. En caso de que se te caiga comida que se pueda derretir, como puede ser el chocolate, golosinas o chicles, espera a que se sequen sobre la tapicería o salpicadero antes de limpiarlas. En ese caso, utiliza un cepillo que sea suave para evitar dañar el tejido de los asientos y sobre todo, decolorarlos.

En este punto, nosotros añadimos otro planteamiento y es que comer en el coche está prohibido ya que la DGT lo considera una distracción por la que te pueden sancionar. Aunque hay algunos casos constatados de conductores que lo hacen:

3. Cristales del coche

Las huellas y marcas sobre los cristales del coche suelen aparecer cuando intentas desempañar la luna con la mano o los niños juegan a dibujar sobre los cristales dejando marcas. En caso de lluvias o bajada de temperaturas, momentos en que suelen empañarse los cristales, ten a mano un trapo para ayudarte a mejora la visión sin ensuciar la luna. Y tanto para los cristales exteriores del automóvil como de la carrocería en general, conviene realizar lavados automáticos o a mano cada cierto tiempo para evitar que se acumule excesiva suciedad.

4. Accesorios de limpieza

Aunque la máxima de estos consejos en mantener el coche limpio dándole poco al trapo, hay productos de limpieza que debes llevar en el coche, tal es el caso de los trapos o una gamuza. 

Para evitar malos olores provocados por el tabaco o la comida, busca un ambientador de coche, aunque el mejor consejo es no comer ni fumar en el habitáculo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies